hogar: Trucos caseros para tener un jardín sano

Sharing is caring!

Si las plantas de tu jardín están perdiendo color porque un hongo las ha invadido o están sufriendo las consecuencias de una plaga de insectos muy difícil de erradicar, no necesitas hacer una gran inversión económica para acabar con este problema. Para ello existen algunos remedios caseros que podrán ayudarte a tener un jardín siempre sano y bello.

No es necesario gastar en pociones caras, que en muchos casos son ineficaces, basta con recurrir a alguno de los ingredientes que seguramente guardas en una alacena o en el botiquín de tu casa. Sustancias como bicarbonato de sodio, cerveza, aceite vegetal, aceite de menta, sémola de maíz, vinagre, suero de leche, ajo, jabón líquido para platos y alcohol, entre otros, bastan para acabar con las plagas en el jardín.

Contra las babosas y caracoles

La cerveza es un viejo truco que libera al jardín de las babosas y caracoles. Coloca la cerveza en un recipiente poco profundo o en vasos de papel que hayas cortado a una pulgada de altura. Distribúyelos por todo el jardín poniendo los recipientes en superficies planas. Los insectos se arrastrarán hasta los recipientes o vasos.

Contra la mancha negra

Se puede utilizar el bicarbonato de sodio para evitar la mancha negra, un hongo terrible que generalmente ataca los rosales a finales de septiembre. Solo necesitas una cucharada de bicarbonato de sodio, una cucharita de detergente de platos y un galón de agua. Mezcla todos los ingredientes y rocía las rosas por la mañana una vez a la semana hasta que la enfermedad desaparezca.

Contra los pulgones

Los pulgones son unos insectos muy pequeños que chupan la savia de las plantas hasta debilitarlas. Si las hojas de tus plantas parecen encrespadas y deformes, examínalas bien, puede haber una colonia de pulgones dañándolas. Para deshacerte de ellos necesitarás una taza de aceite vegetal y una cucharada de jabón líquido para platos. Mézclalos, pon una cuchara del producto en una taza de agua y revuélvelo. Rocía la mezcla en las hojas que tienen pulgones.

READ  hogar: DESAPARECE DE INMEDIATO LA CUCARACHAS, RATAS Y MOSCAS ES MUY FACIL

Dotación de calcio

Hay cosas que tirarías a la basura pero pueden ser benéficas para el jardín, las cáscaras de huevo en particular, pueden ser una fuente de calcio para tus plantas. Si lavas, trituras las cáscaras y las espolvoreas en la parte baja de tus plantas, podrías prevenir que las nuevas flores se pudran. De hecho, si cueces huevos, puedes regar las plantas con el agua con la que cociste los huevos, ya que estará enriquecida con calcio. No olvides utilizar las cáscaras en la base de tus plantas para que algunos bichos no se acerquen.

Cítricos sanos

Cuando las hojas de los cítricos (limoneros y naranjos) se ponen amarillas y presentan manchas negras, puedes intentar tratar al árbol regándolo con el agua resultante de cocer ortigas, esta agua es un fungicida natural y el remedio suele ser bastante eficaz.

Contra las hormigas

Para prevenir que las hormigas invadan tu jardín puedes distribuir varias bolas de algodón con aceite de menta o mezclarlo en una botella de aerosol con agua y aplicarlo donde sea necesario. La sémola de maíz esparcida en el jardín también puede ser una manera eficaz de acabar con las hormigas.

Contra la mala hierba

El vinagre es una excelente solución orgánica para acabar con la mala hierba. Algunas personas dicen que puedes matar la mala hierba al rociar vinagre común sobre ellas. Otros dicen que hace falta comprar una concentración más alta del vinagre para que sea eficaz. Esto depende de los resultados y el tamaño del problema. Tampoco sería mala idea si agregas jugo de limón a la fórmula. Dicen que es un remedio infalible.

READ  hogar: COMO BLANQUEAR TU ROPA CON PRODUCTOS CASERO

Contra los ácaros

¿Sabías que el suero de leche es un método eficaz para hacer que el musgo crezca? También tiene otras propiedades, es una excelente opción para acabar con los ácaros, insectos pequeñísimos, rojizos, que apenas puedes ver a simple vista pero que pueden causar un daño enorme a las plantas, causando follaje amarillo y puntas torcidas en las hojas.

Para esta fórmula necesitarás: 1/2 taza de suero de leche, 4 tazas de harina de trigo, 5 galones de agua. Mezcla los ingredientes, luego filtra a través de una gasa, rocíalo sobre las plantas enfermas y matará a todos los ácaros y sus huevecillos.

Aleja a los gatos y perros del jardín

Para que tus mascotas no hagan tropelías en tu jardín prueba con esta mezcla: 2 ajos picados, 1 cuchara de cayena en un cuarto de galón de agua. Mezcla los dos ingredientes. Agrega una cucharita de jabón líquido para platos para que la solución se adhiera a la planta. Filtra la porción que vas a utilizar y rocía las hojas de las plantas. El resto de la fórmula puedes guardarla en el refrigerador por varias semanas.

Alcohol, mágico fungicida

El alcohol es excelente para curar plantas infestadas con ácaros rojos, pulgones, babosas y moscas blancas. Eliminarás satisfactoriamente estas plagas después de unas pocas aplicaciones de alcohol con bolas de algodón sobre las áreas afectadas. El alcohol es un producto obligatorio para del jardín.

Insecticida natural

Licúa cuatro cebollas, dos dientes de ajo, dos cucharadas de pimienta roja y un cuarto de agua. Agrega dos galones de agua con dos cucharadas de jabón en polvo para lavar ropa. Revuelve todo y colócalo en una botella con atomizador y úsalo en tus plantas para mantenerlas libres de insectos.

READ  hogar: Mira lo que pasa cuando pones unas cuantas Aspirinas en tu lavadora

Abonos o fertilizantes

En los viejos tiempos, la única manera de alimentar el jardín era con excremento de vaca o gallinas y cenizas. Las cenizas son una fuente de fósforo, potasio, magnesio y calcio, todo tipo de nutrientes que se necesitan para tener un jardín sano.

Pero no todas las cenizas son buenas. No estamos hablando de cenizas de madera comercial, carbón o de leña tratada químicamente, nos referimos a la ceniza que proviene de la madera de los árboles. Cuando enciendas tu chimenea, no tires las cenizas al basurero, mejor espolvoréalas en tu jardín.

Las sales de Epsom también son un buen abono para tus plantas. Como fertilizante para el pasto, aplícala durante el riego. Para los arbustos, espolvorea dos cucharadas en la base de cada planta. Para usar como alimento complementario, espolvorea una cucharadita al pie de las plantas cada dos semanas.

Para que tus flores crezcan hermosas, espolvorea gelatina de cualquier sabor en polvo. El nitrógeno y el azúcar que contienen, alimenta las flores y hará que crezcan más rápido y más bonitas.

Cuando cocines espinacas, aplica el agua a tus rosales, les servirá de un buen alimento. Solo recuerda que el agua no debe tener sal.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *