Bienestar: DEPURAR Y RENOVAR EL CUERPO

Sharing is caring!

 BEBE MUCHÍSIMA AGUA

Empieza el día con un vaso de agua tibia con el zumo de medio limón exprimido. Esto te ayudará a limpiar el hígado, a preparar el sistema digestivo y a hidratar el cuerpo. Sigue bebiendo mucha agua durante el resto del día, prepárate aguas frescas con limón, pepino, fresas y/o menta infusa, y tes o infusiones.

 EMPIEZA TU DÍA CON UN BUEN ZUMO/BATIDO VERDE

Este elixir verde te llenará de vitalidad a primera hora de la mañana. Su alta concentración en micronutrientes como las vitaminas, minerales y enzimas activos te ayudará a mantener los niveles de energía durante el resto del día y a limpiar y activar los órganos de depuración del cuerpo. Así que olvídate del café y prepararte un zumo/batido verde detox como el batido “Green Glow” o el zumo “Glory Morning”:

  • 1 manzana verde
  • ½ pepino
  • 2 ramas de apio
  • 5 ramitas de perejil
  • 1 puñado de espinacas
  • 1 trocito de jengibre
  • PROCURA HACER SÓLO 3 COMIDAS AL DÍA

    Es importante dejar descansar el sistema digestivo entre las comidas principales, de esta forma el organismo tiene más tiempo para focalizar las energías en depurar y no en digerir los alimentos. Si ves que necesitas comer alguna cosita de snack, escoge alimentos ligeros y con gran contenido en agua y que mejor como la deliciosa fruta fresca que nos ofrece la naturaleza estos días: fresas, fresones, arándanos, ciruelas, cerezas, albaricoques, nísperos…

    Incluye en tus platos alimentos que refuerzan el hígado como el ajo, el pomelo, el aguacate, la remolacha, zanahorias y vegetales de hoja verde. También puedes sazonar tus platos con especies como la cúrcuma, el comino, pimiento de cayena y cilantro ya que ayudan a la digestión y desintoxicación.

  • EVITA COMER GLUTEN, LÁCTEOS, AZÚCARES Y COMIDA PROCESADA

    Estos alimentos son muy difíciles de digerir, causan un efecto adictivo y tienen un alto potencial para causar hipersensibilidad intestinal o alergias. Tampoco tomes café ni alcohol.

  • CENA LIGERO Y TEMPRANO

    La cena siempre debe ser más ligera que la comida. Puede ser una deliciosa ensalada, unas verduritas ligeramente salteadas o una sopa vegetal. La cena no debería ser más tarde de las 20h, de este modo nos acostamos con la digestión finalizada y nuestro cuerpo puede relajarse al completo.

  • A SUDAR!

    Ahora que ya vamos guardado la chaqueta de invierno…, sal fuera y mueve el cuerpo. Anda, ve en bici, baila, practica yoga, corre. Encuentra una actividad que te motive y engánchate a ella.  Es muy bueno regalarse unos minutitos de sauna o un baño calentito con sal marina o sales EPSON. Sudar es uno de los mejores métodos para eliminar toxinas a través de los poros de la piel.

    RESPIRA PROFUNDO

    Haz ejercicios de respiración profunda para depurar los pulmones y la mente. Repite el siguiente ejercicio: inspira durante 8 segundos, aguanta la respiración durante 2 segundos y expira durante 8 segundos más. Practica este ejercicio sobretodo antes de acostarte, te relajará y te ayudara a conciliar el sueño.

  • ACUÉSTATE TEMPRANO

    Durante un proceso depurativo es muy importante descansar adecuadamente. Nuestro cuerpo activa su mecanismo natural de “limpieza” cuando está durmiendo así que será crucial dormir entre 8 y 9 horas.

     

READ  Bienestar: Dieta para personas con diabetes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *