Bienestar: COMO ELIMINAR EL OLOR DESAGRADABLE EN LA ZONA INTIMA FEMENINA

Sharing is caring!

Hay mucho tipos de olores que pueden provenir de parte de esta zona, el más renombrado de todos es su fragancia similar a la del pescado y, si bien a muchas les suceda, no desea decir que sea lo normal.

En verdad, los especialistas explican que esta zona sí tiene una olor singular mas no tiene ninguna semejanza con alguna cosa asquerosa. En cambio, cuando esto sucede es homónimo de que algún factor externo altera su normal funcionamiento, bien sea la rutina de higiene personal o bien hasta la ropa que empleas.

1. Fistula rectovágin4l.

Esto es una muy cuidadosa condición que se muestra con una apertura nada normal entre el recto y la vagina.

2. Infección.

Una de las más frecuentes es la “vaginosis bacteriana”, que se relaciona con la producción exagerada de bacterias. Si es tu caso, lo más conveniente es visitar al especialista para percibir el tratamiento conveniente.

5. Ciclo menstrual.

Es muy normal que esto suceda mientras estas en este ciclo, sin embargo debes tener la acción de cambiar tu toalla regularmente.

3. Poca o demasiada higiene.

Aunque parezca extraño, el exceso de higiene también puede producir malos olores. Debido a que los productos que se utilizan para limpiarla pueden destruir la flora vaginal.

4. Actividad física.

Largas y extensas jornadas de ejercicio hacen que el sudor se acumule en el área de la entrepierna, como distintos aceites anatómicos. Esto causa que la humedad aumente y el fragancia se vuelva más intenso.

5. Ropa ajustada o húmeda.

En los dos casos, existe poca ventilación en la zona íntima que ayuda a la proliferación de bacterias y gérmenes que generan un fragancia desapacible.

READ  Bienestar: ELIMINA LA GRASA DE TU CUERPO CON DOS INGREDIENTES

6. Encuentros de s3x0.

Hacer el amor hace que el fragancia natural de tu vagina se altere, no solo en el instante justo que efectúan el acto sexual, sino más bien asimismo por ciertos días más. Esto es causado por una perturbación en el pH vaginal, a raíz del contacto con su semen, volviéndose más ácido; de allá su penetrante fragancia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *